Nueva Cadena de Gimnasios en Murcia

Justo he mirado hace un par de horas ante mí, a una decena de corredores sin camiseta, con pantalones cortos en los que estaba estampado un logotipo nuevo, JH&Cía. Al día siguiente los volví a encontrar al ir a buscar el pan que me pidió mi madre, ante mi cara de asombro y mal humor matutino (“¿otra vez aquí…? estáis haciendo publicidad subliminal…¿o qué?”) así que decidí ir a dar una vuelta y ver si pertenecían a algún tipo de organización o a algún evento. Para mi sorpresa, a pocos pasos del centro, habían inaugurado una nueva cadena de gimnasios y ya habían promocionado fuera los nuevos emplazamientos para el resto de los gimnasios.

Gimnasio Murcia

Con la curiosidad quise acercarme para ver que actividades iban a realizar y cual fue mi sorpresa al ver que casi todas sus ofertas de ocio, estaban destinadas a la práctica del Zumba Fitness, esa especie de rutina en la que se mezclan bailes con series de ejercicios, como dicen por las mañanas en la televisión, “para tonificar” y “para reducir volumen”. Haciendo un panorama general de sus espacios, ví al típico guía personal “cachas” (algo que no critico, pero que no considero usual, ya que yo me dedicado toda mi vida a cultivar la mente y no a desarrollar bíceps) y a las mujeres de 40 y 50 años, volviendo a encontrarse a ellas mismas, con danzas orientales, que según las escuché en los pasillos: “aumentan la libido y el poder sexual” y me pregunto: ¿en serio creen que con las clases lo lograrán? Espero no estar a los 40 ansioso de libido y tener que venir al gimnasio para ligar con cuatro ejecutivas estilo Bridget Jones… aunque para eso aún me queda mucho…

Dicen que ahora hay una terapia nueva… el recepcionista me ha acompañado, en plena visita por el gimnasio, informándome de los nuevos bonos y los descuentos, así como pasándome de forma incómoda la llave de mi futura “posible” taquilla por el rostro, diciéndome que hay un número limitado. “Aqua Fitness” se llama, que no es otra cosa que la práctica de un ejercicio aeróbico en el agua. Según me ha contado el chico, que aprovechó para hacer mención a mis gafas de pasta, diciéndome que “estarías mejor con lentillas, para practicar deporte”, el deporte en el agua mejora la tonificación de los músculos así como la pérdida de peso, que se ve acelerada, gracias a que el organismo necesita quemar más calorías para realizar los movimientos allí, debido a la presión que el líquido ejerce sobre el cuerpo. Todo un momento increíble de conocimiento, sino fuera por sus continuos aspavientos, sus repetidos “¿Me entiendes?” y el ruido de mascar el chicle, que me estaba incomodando. Tras la explicación, intentó convencerme con su sonrisa estilo Oral B, repitiéndome al menos 3 veces: “¿te convence el bono spa?” a lo que le contesté: “me pasaré el jueves

Gimnasio Murcia

En la cafetería del gimnasio, no se estaba nada mal, aunque volví a ver al grupo de corredores con los mismos pantalones, esta vez con una camiseta a juego tomando varias bebidas energéticas. Tras estar cinco minutos tomando mi bebida, se me acercó una mujer, como de unos 40 años, que me preguntó: “¿Es tu primera vez en el gimnasio?” a lo que contesté: “Sí… ejem…” la conversación o monólogo (de ella, más bien) transcurrió con dos o tres frases a cada cual más torpe, como: “Me gustan las primeras veces” o “Tienes un aire a Kafka, seguro lo has leído” Tierra trágame, lo que yo decía… al gimnasio a intentar ligar. Os contaré mi experiencia en los demás locales… si salgo vivo de este …Ejem…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *